Tags.

#EuropeIN (1) #MayoristaOrigenDestino (13) #OpenData (3) #periodismodatosabiertos (3) Alzheimer (2) Análisis de Estados Financieros (3) Baix Camp (1) Balance Eléctrico (1) Barcelona (1) Bens de Consum (1) Bens de equipament (1) Bens intermedis (1) Bolsa (1) Catalunya (28) Cibercrimen (1) Clima empresarial (6) coaching (1) Comercio al por menor (1) Comercio Exterior (10) Concurso de acreedores (5) Confianza empresarial (4) Construción (5) Controlling (1) Coruña (1) Costes laborales (1) Efectos Impagados (8) Electricidad (1) Emprego (1) Encuesta (2) Energía (1) Energía eléctrica (1) EOH (1) España (9) Estadística (21) ETCL (1) Euribor (2) Europa (1) filosofía (1) Galicia (6) Gencat (1) Gestión Capital Circulante (4) Gestión del Capital circulante IVA (1) Hipotecas (2) IASS (3) Ibex35 (1) ICI (2) ICLA (1) ICN (3) IDESCAT (21) IEP (2) IGE (5) India (1) Indicador d´Economía (2) Indicadores de Rentabilidad (1) Índice (17) INE (41) Infografía (39) infographic (1) informe (3) IPC (3) IPCA (1) IPH (2) IPI (9) IPRI (6) IPRIM (2) IPRIX (2) IPRIXM (1) IPV (1) IRSH (2) Licitación Oficial (1) Lleida (1) Mercasa (20) Mooc (2) Música (1) Oracle (3) Organización empresarial (1) Parlamento Europeo (1) Pescanova (1) PIB (7) Precios Hoteleros (1) Precios y mercados mayoristas (4) Ratios (69) Reus (2) Riesgos Laborales (1) Riudoms (2) RRRHH (1) RRSS (1) Sap (32) SapFI (27) Sector Hotelero (5) Sociedades (1) Sociedades Mercantíles (2) societats mercantils (1) Tarragona (2) Tercer Sector (1) TI (1) Tipos de cambio (1) Transmisiones (1) Twitter (5) VEB (1) Vídeo (6) Vivendas (1)

viernes, 20 de diciembre de 2013

La Curva de Adams

El último impacto emocional que he sufrido ha sido debido a una curva. Y no de índole femenina precisamente que podría ser lo más razonable y habitual. Pero no.

            Se trata de Curva de Adams, que tocaba de refilón  en la última entrada de este post. El causante de semejante movimiento disruptivo es XavierOrozco  que bajo una atmósfera Xepta de Organización 2.0 [merece la pena que sigáis a todos y cada uno de estos tíos, permitidme la vulgaridad, son unos cracks] y sin solución de continuidad trasladaba a los asistentes la puesta en escena por parte de Adams de algo que no era en absoluto desconocido. Al menos para el que suscribe.

            Pero no por conocido quizás suficientemente valorado. Variedad de fauna allegada así como otros detallistas observadores de la realidad diaria habían tocado, con ciertas dosis de sarcasmo y/o cinismo, en reiteradas ocasiones la tecla precisa: “ nosotros hemos visto desde casi descubrir la rueda a esto de interné, pasando por el avión”. Otra forma, más campechana, de verbalizar lo que Xavier definía como “perfecta descripción de cualquier actividad humana”. Dejo a la curiosidad de lector la  labor de búsqueda de dicha curva. Advierto que no está a flor de Google.

            Si dais con la diapositiva exacta os daréis cuenta de la magnitud y velocidad de cambios que las últimas décadas nos han traído. Nada, en cualquier otra época de la humanidad, es comparable.

            Quizás otras curvas son más Top, más famosas, más objeto de deseo de sesudos estudiosos: rendimiento decreciente, IS/LM, cotización de acciones, etc, etc. Pero esta, bajo mi punto de vista, es “muy guay”  porque refleja lo que el estallido de todo el stock de conocimiento humano acumulado a lo largo de la Historia es capaz de liberar. El caos agregado se hace calma y empieza a fluir.

            A nivel micro también es guay porque refleja que puede llegar un momento en la existencia individual  en el que, de repente, todo cambie de forma vertiginosa, para bien. Somos lo que hemos aprendido. Los japoneses hablan de que un hombre se pasa un tercio de su vida aprendiendo; otro tercio procesando y el tercio restante aplicando lo procesado y, por tanto, lo aprendido.

            Quizás místico, quizás asceta pero m´agrada Adams y su curva. Por cierto ¿adivináis cuál es el punto que marca la flexión  al alza: años 60, JFK, The Beatles…..

jueves, 12 de diciembre de 2013

Viaje al centro de Europa [@EuropeIN #EuropeIN]

“Está buena mañana. Soleada. No es lo habitual”

Esta observación realizada por uno de mis compañeros, un habitual de Bruselas, mientras el avión apuraba la maniobra de aterrizaje sobrevolando las planicies de los campos belgas no era sino el buen presagio de lo que supondría mi experiencia #EuropeIN en un Diciembre menos frío de lo esperado.

                Europa. Plagado de JASPs [Jóvenes Aunque Sobradamente Preparados] multilingües, multitarea, eficientes , sonrisa perfecta y  palabra precisa, la vieja Europa tiene uno  de sus mayores centros decisorios  en el Espacio Leopold.  Mole tan gris en el aspecto exterior como sorprendentemente acogedor en su interior.
                Obligados a negociar, ponderar, consensuar y proponer legislaciones sobre variopintas temáticas que afectan a más de quinientos millones de ciudadanos, veintiocho nacionalidades en veinticuatro idiomas [y subiendo]. Auténticos encajes de bolillos, muchas veces caminando sobre el alambre, los que realizan sus señorías los eurodiputados. Tildados muchas veces de frívolos y/o tecnócratas sus decisiones afectan en un 80% a nuestro modo de vida. El mercado, también el burocrático, es una gran conversación.

                Reconozco que por procedencia a veces resultaba difícil ver el lado bueno de lo europeo: una brutal reconversión naval [sin el bálsamo de las prejubilaciones aún no inventadas], otra del sector lácteo y otra más del carbón,  monocultivos de los que dependía el modus viviendi de varias generaciones a los que la autarquía y  barreras proteccionistas no habían vacunado para la realidad competitiva de los mercados eficientes y poder del consumidor que la entrada en la CE supondría. En mi juventud he oído muchas veces a diversas personas de diversa procedencia, con un cierto deje de resignación,  eso de “con Franco vivíamos mucho mejor”.  Y ojo, que  todas demócratas de pro. Los menos circunspectos o más analíticos apuntaban a  debilidad negociadora o pago de novatada de nuestra Public Choice. Una sentencia de uno de nuestros anfitriones esos días señalaba claramente en esa dirección:  “ … conseguir cosas para nuestro país significa que nuestro gobierno tiene que venir por aquí con asiduidad, saber a qué puertas hay que llamar y a qué puestos clave promocionar a nuestros funcionarios….”

                Muchas  vivencias, como si de un documental presentado por Victoria Prego se tratase, desfilaban por mi mente: manifestaciones ultras de finales de los setenta de refinado lema:  “muera Europa”; Adolfo Suárez y su impagable,  persistente y resistente trabajo para incluirnos en la CE en unos tiempos muy revueltos [fue él y su equipo el que consiguió que nos aceptasen definitivamente tal y cómo éramos más allá de los Pirineos y casi nunca se le menciona ni se le valora] ; la visión y convicción de nacionalistas vascos y catalanes [con estadistas mucho menos incendiarios que los actuales] de que la estrella que debía guiar su camino era la europea;  el referéndum de la OTAN [sí, sí en España una vez hubo un referéndum]; los fondos estructurales, autovías, carreteras, polígonos, puertos y aeropuertos…oportunidades en definitiva; la caída del muro de Berlín y la reunificación de la locomotora Alemana que, para bien o para mal, tira del tren; el perpetuo “pie en la puerta” Inglés;  Maastrich y el veto Danés; George Soros haciendo la prueba del algodón a la Libra Esterlina y expulsándola del SME; Paquetes Dellors I y II; incorporación de los países del Este; la vergonzosa y vergonzante guerra de los Balcanes [discúlpeme su señoría pero en setenta años sí ha habido guerras, no entre las principales potencias, pero sí guerras]; ECU vs EURO virtual vs EURO real ; Tratado de Lisboa; referendum para la aprobaciónde la Constitución Europea [si, segundo referendum en España], Erasmus; Ukrania que quiere ser Europea....

                Decía un excepcional político que el Estado le cabía en la cabeza;  actualmente todo aquel dirigente público que pretenda aproximarse con éxito a esta premisa debería pasarse una temporada por esos lares “…los nórdicos mandan a gente joven, muy preparada y trabajadora, con idiomas, que después recuperan [con todo su bagaje, experiencia y contactos] para la política nacional, nosotros actuamos al revés….” .  Lo mismo podría aplicarse a la gente normal: “los niños deberían pasarse aquí una semana de su vida”, seguramente aumentarían la empatía, asertividad, tolerancia hacia otras culturas y/o formas de ver el universo muy necesarios para gestionar la resistencia al cambio, desaprender, volver a aprender y emponderar la época que nos ha tocado vivir: pendiente máxima en la Curva de Adams de la actividad humana.
                Nuestros políticos  y técnicos [también los de los otros países] en la “casa” son muy buenos y muy trabajadores.  Saben negociar y defender el bien común muchas veces por encima de los de sus propias filias o fobias. Hay gente dirigiendo un superequipo de más de mil quinientos traductores, es mujer y española. Hay gente negociando la eliminación del roaming intraeuropeo, es mujer y española.  Hay gente que ha negociado la ley del tabaco, y es española.  Hay gente gestionando la desfragmentación financiera, y es española…... Se merecen lo que ganan. Hay que darles la confianza del apoyo.

                En la forma y fondo de la visita no sería capaz de poner ni un pero ni una coma a lo que los compañeros de aventura, tod@s de excepcional calidad humana y profesional,  han compartido en sus entradas, tuits, facebooks….etc. Simplemente ha sido un lujo, un orgullo y un honor  compartir semejante experiencia en semejante compañía.
Gracias a Cristina Cortines y todo su equipo, un ejemplo a seguir.

Os dejo un análisis gráfico como mero complemento a la actividad tuitera de esos días.

Modificado por última vez:: 15/12/2013 11:30 GTM

Twitteros en el Parlamento Europeo Diciembre 2013 | @jamyokin para @hmaudiovisual